X
capa multiuso

C.I.T.E.A. - Docencia e Investigación

¿QUÉ ES C.I.T.E.A?

En las mismas instalaciones de C.A.P.S.A funciona C.I.T.E.A (Centro de Investigación en Trastorno del Espectro Autista), un espacio abocado al desarrollo de actividades dirigidas al estudio e investigación de este trastorno, además de la formación y capacitación permanente de recursos humanos, a través del dictado de cursos y talleres sobre la temática del autismo. Entre las actividades que se desarrollan se encuentran:

Desarrollos en el área

Investigación en proceso

GRUPO DE ESTUDIO E INVESTIGACIÓN

Con una frecuencia semanal, funciona en la institución el "GRUPO DE ESTUDIO E INVESTIGACIÓN", el cual se dedica a considerar las distintas temáticas relacionadas con el Autismo. Dicho grupo está dirigido por el Director de CAPSA (Lic. Hugo Valetti) y conformado por Acompañantes Terapéuticos que se encuentran actualmente trabajando en forma ambulatoria y en integración escolar con pacientes del establecimiento. El objetivo principal de esta investigación es brindar los últimos adelantos en el tratamiento del Espectro Autista con el fundamento técnico-terapéutico que nos lleva a la excelencia en nuestro servicio. Así mismo, se comenzará a dar a conocer, durante el transcurso del año, las publicaciones que serán frutos de este trabajo de intensiva investigación. También queremos compartir con ustedes que estamos avocados a la elaboración y escritura de un libro sobre los distintos aspectos que tienen que ver con la persona autista, su familia, la evaluación y el diagnóstico precoz, las distintas etapas del tratamiento, entre otros temas.

Problematicas más Frecuentes

1) COMPORTAMIENTOS INADECUADOS: ¿Cómo identificar si uno puede estar reforzando o no una conducta inadecuada en el niño? Poder reconocer que lo que frecuentemente ayuda a un niño a mantener los malos comportamientos es la atención que se le brinda. La atención que el adulto le presta, por ejemplo a través de una mirada o una palabra, funciona para el niño como un reforzador para su mala conducta. Para que la atención no refuerce el mal comportamiento en el niño, es necesario que sea acompañada de la ayuda física, para permitirle alcanzar una conducta más adaptativa y esperada. Es importante que esta estrategia se implemente siempre, y de la misma manera, cada vez que surjan situaciones conflictivas. Ante los berrinches, no ofrecer nada de lo que el niño quiera, para que éste deje de llorar, puesto que estaríamos reforzando el llanto como un recurso exitoso de comunicación. Se sabe que cuando un bebé llora, se asume automáticamente que es por que tiene hambre o está molesto por algo, entonces se lo asiste con comida, juego, etc., y al presentarle estas actividades el llanto generalmente cesa. Pero al crecer, el niño puede expresar sus necesidades sin llorar usando otros recursos de comunicación que, en el caso del autismo, no logran desarrollarse naturalmente, por eso para ellos es más fácil expresar sus deseos y necesidades a través del lenguaje de la conducta, agrediendo, llorando o gritando cada vez que desean algo. El problema se presenta cuando las personas le dan al niño lo que éste desea reforzándole, sin saberlo, su repertorio de malas conductas. Por ejemplo, un padre que le da galletitas al niño cuando llora, no se da cuenta que lo que le esta trasmitiendo es que "para poder obtener galletitas debe llorar y gritar". Otro caso común es, cuando una vez que se ha dicho "no" a algo es difícil mantenerse firme cuando un niño esta gritando y llorando dentro de la casa, y sorpresivamente al darle lo que quiere, se consigue que se mantenga callado y contento. De esta manera, muchas familias caen en la "trampa" de ceder a los deseos del niño reforzando su mal comportamiento. El resultado inmediato puede resultar placentero para la familia ya que el mal comportamiento cesa, pero debemos recordar que el niño aprende de este tipo de estrategias, la próxima vez que quiera algo, su mal comportamiento se repetirá y probablemente funcionará.